cómo funciona un coworking

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cada vez es más común escuchar dentro del ámbito laboral el término coworking o cotrabajo, el cual se entiende como espacios de trabajo que les permiten a aquellos profesionales independientes, pymes o emprendedores a compartir un mismo espacio de trabajo; sin dejar sus objetivos organizacionales de lado. Esta es tan solo una de las ventajas de trabajar en un coworking de muchas otras buenas razones.

La clave de esta modalidad es que se trata de profesionales que desarrollan proyectos de diferentes modelos de negocio, así pueden estar inmersos en un mismo espacio físico o virtual, sin perder su autonomía como marca comercial.

Para que los espacios de coworking sean efectivos deben regirse por ciertas normas de convivencia, las cuales hacen que el clima laboral se mantenga agradable para toda comunidad que hace vida en ese espacio.

Esta tendencia tiene un gran alcance, pues según cifras de WorkHq se estima que para el 2020 habrá 3.8 millones de miembros que lleven sus operaciones desde un coworking. Asimismo, para el próximo año se espera que grandes corporaciones implementen esta modalidad de espacio compartido en sus oficinas.

5 ventajas de trabajar en coworking para los emprendedores:

1. Adiós a la sensación de aislamiento: uno de los beneficios de trabajar en un coworking es que se evita el aislamiento en todo sentido. Pues trabajar solo desde una oficina o un despacho puede afectar la motivación del emprendedor.

Para resolver un problema en el trabajo o simplemente tomar un descanso de la rutina, es ideal recurrir a estos compañeros de espacio y a su vez esto mantiene un ambiente de corresponsabilidad.

2. Ahorro en los servicios: en cualquier oficina es indispensable la luz eléctrica, el servicio de agua, la limpieza, el Internet, entre muchos otros servicios. Compartir un espacio de trabajo o un coworking ayudará a mantener bajo control la gestión de estos pagos, pues no recae sobre una sola persona.

El gasto compartido representa un menor costo, no obstante, también será necesario establecer algunas normas de convivencia para mantener un uso equitativo de cada uno de los recursos.

trabajar en un coworking

3. Un espacio profesional: para aquellos que se desempeñan como emprendedores o freelancers es realmente necesario contar con un espacio adecuado para atender clientes o simplemente tener una reunión de negocios.

Un coworking ofrece espacios que en la mayoría de los casos están incluidos en el costo de arriendo. Esto puede marcar la diferencia para ser apreciado como un profesional calificado y confiable.

4. Flexibilidad de horario: cuando se arrienda una oficina tradicional hay que adaptarse a los horarios establecidos de entrada y salida. No obstante, en un cotrabajo la modalidad es totalmente diferente, el horario lo establece el propietario.

De esta manera, se encuentra la posibilidad de seleccionar un horario de trabajo nocturno que permite el contacto con colaboradores que se encuentran en otras latitudes con diferentes franjas horarias.

5. Ayuda a establecer una rutina de trabajo: Muchas de las personas que trabajan de forma independiente suelen tener problemas para poner límites entre su vida personal y sus obligaciones laborales.

Por esta razón, trabajar en un coworking hace que se creen hábitos efectivos, se establezcan prioridades y se incremente la productividad laboral. A su vez, hay cabida para compartir con familiares y amigos durante el tiempo libre.

WeWork: un coworking que ha tenido éxito en todo el mundo

WeWork es una empresa dedicada al arriendo de espacios de oficinas compartidas ha tenido un crecimiento indiscutible desde su creación en el año 2010. Hoy en día están presentes en más de 56 ciudades en todo el mundo.

Los directivos de esta multinacional creen que esta es la mejor forma de promover el intercambio de ideas y la colaboración entre organizaciones diferentes. Según Mauricio Ucrós, el PublicAffairs Manager de Wework: “62% de nuestros miembros creen que ambientes como el de Wework han hecho crecer sus negocios”.

Los empleados no tienen de qué preocuparse, pues las instalaciones que ofrece WeWork están equipadas con internet de alta velocidad, servicio de cafetería, soporte técnico, seguridad y limpieza, entre muchos beneficios.

Las membresías varían de acuerdo al espacio que requiere cada emprendedor, por lo que es posible encontrar oficinas que se adapten a la plantilla de personal de cada empresa. Cabe destacar que algunos de los clientes de esta firma son: Microsoft, Amazon, General Electric, Pinterest, entre otras.

No cabe duda que trabajar en un coworking, es una excelente opción para todos aquellos emprendedores que necesitan un espacio de trabajo físico. Pero a su vez, necesitan minimizar costos y obtener las ventajas de una oficina compartida ¿Aplicarías esta modalidad para tu negocio?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí