Cómo desarrollar la cultura organizacional en una StartUp

0
181
Cómo desarrollar la cultura organizacional en una StartUp

Tiempo de lectura: 3 minutos

Contar con el talento adecuado en una StartUp, es una condición imprescindible para el desarrollo del emprendimiento en una comunidad. Innovar dentro de una organización madura, es una labor titánica, pero no imposible. Al menos, si estas organizaciones son capaces de aprender de la cultura StartUp. La retención del talento en las StartUp es un reto a nivel global y es por esto que, cada persona contratada juega un rol dentro de la cultura organizacional, por lo cual, es vital establecer reglas y valores desde un principio.

¿Qué es una StartUp?

Es una empresa de nueva creación, que comercializa productos y/o servicios a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s), con un modelo de negocio escalable. El cual, permite un crecimiento rápido y sostenido en el tiempo.

Anteriormente, los StartUp miraban con admiración a las grandes empresas, aspirando a ser como ellas algún día. Pero ahora, son las grandes empresas las que quieren aprender de los StartUp. Un perfecto ejemplo de esto, es cuando Microsoft adquirió la empresa Acompli y, la convirtió en su nuevo Outlook. Acompli fue una empresa fundada con un solo objetivo, hacer una aplicación de email simple y funcional.

Los millennials son la fuerza de trabajo más solicitada por estas empresas, por su apoyo en su crecimiento profesional, oficina con espacios abiertos, flexibilidad con el tiempo y muchos otros beneficios.

9 de 10 (87%) millennials, que participaron en la Encuesta de Deloitte de Millennials de 2016, dijeron que “el éxito de un negocio debe ser medido en más términos que únicamente el desempeño financiero”.

¿Cómo crear una cultura organizacional fuerte?

Para desarrollar la cultura organizacional debes compartir la misión y expectativas en el futuro, así como trabajar para que todo tu equipo comparta y se sientan identificados con la marca.

La cultura de la empresa es el comportamiento de todos los miembros del equipo, es un reflejo de sus valores. Diferentes empresas tienen diferentes culturas, porque tienen objetivos estratégicos diferentes o creen en diferentes maneras de lograrlos. Tenemos estos tips claves para la creación de la cultura:

  • Define un propósito para tu StartUp

¿Qué o a quién sirve tu negocio? Tu objetivo debe ser auténtico, inspiracional y aspiracional.

  • Lidera

La cultura se forma por las acciones de los líderes de una compañía. Cada uno de ellos refleja interna y externamente, los valores de la compañía.

  • Define valores y estándares

Hablar el mismo lenguaje y saber cuáles son los valores que tiene la misma.

  • Comunícate siempre

La comunicación será esencial cuando la cultura esté fallando. Tu comunicación y honestidad nunca deben fallar. Si la gente no confía en ti, no tendrás una buena base cultural.

  • Trata bien a las personas

De otra manera, no será fácil mantener la cultura que estás tratando de establecer si tienes una tasa de retención baja.

¿Cómo perpetuamos esta cultura con el paso del tiempo?

Todas las personas de la compañía, deben sentirse identificadas con la empresa, de esta forma, tendrás un rendimiento mejorado y empleados más leales. Además, la selección del personal, los primeros trabajadores son importantes en una empresa pequeña, por las similitudes de sus valores con los de la empresa.

También, un proceso de socialización, donde los nuevos empleados interactúen con aquellos que mejor representan la cultura empresarial.

Y finalmente, transmitir cultura a través de historias, materiales y a través del lenguaje.

¿Qué pueden adoptar las grandes empresas de la cultura de los StartUp?

  • Velocidad

La utilizan para adaptar una nueva estrategia de mercado y adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes.

  • Flexibilidad

Adaptarse a cualquier entorno, gracias a la flexibilidad de los miembros del equipo. 

  • Innovación

Los StartUp identifican los cambios en el mercado, ajustándose a nuevas situaciones y aprovechando oportunidades, que antes pertenecían a grandes empresas. 

  • Comunicación

Una de las virtudes es que por lo general sus equipos son pequeños y pasan mucho tiempo juntos. Esto, les permite comunicarse fácilmente ya que comparten espacios de trabajos. 

  • Se mantienen cerca de sus clientes

Buscan clientes, interactúan con ellos, hacen preguntas y estudian su comportamiento.

La vida de una empresa y su cultura, no debe cambiar. Debe reflejar la visión de los fundadores, sus habilidades y capacidades más fuertes. Reflejar su ADN y que sus clientes, inversores y demás socios recibirán. Que ésta sea trabajada y compartida por todo tu personal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí