Tiempo de lectura: 3 minutos

Empezar de cero siempre es difícil y más, cuando hay que emprender en el extranjero. Hay que tener muy clara la idea de negocio, pero, sobre todo, conocer el escenario en el que se va a operar. Reinventarse o emprender, nos pone a prueba.

En este caso, cambiar de profesión o de vida, requiere una dosis triple de coraje para abandonar de forma indefinida tu zona de confort.

¿Qué limitaciones se tienen para emprender en el extranjero?

Ir al extranjero para emprender, supone para muchos un verdadero reto, sean cual sean las razones que nos hayan hecho emigrar, puede servirnos de gran aprendizaje porque empezamos a conocer nuestros verdaderos límites y nos enfrentamos a nosotros mismos. Estas son las limitaciones que debes tomar en cuenta al momento de emprender:

  • Adaptación a una cultura nueva

Nunca es fácil al principio, debes pasar por 4 etapas de asimilación a la nueva cultura como asombro, rechazo, aceptación e integración. 

  • Flexibilidad a lo nuevo y desconocido

Ir dejando de lado tus propias reglas, el comparar continuamente lo nuevo con lo que conoces de tu propio país y ajustarte a las nuevas reglas en tu nuevo lugar de residencia.

  • Superación de miedos

Miedo a hablar en otro idioma que no dominas, a cometer fallos o desconocer cómo funciona tu nuevo país.

  • Aceptación de limitaciones e incertidumbre

Al estar expuestos a lo nuevo y desconocido, la mejor solución, es aceptar que todo lleva su tiempo y que, finalmente, irán desapareciendo poco a poco, de forma natural.

  • Sumergirte en una cultura diferente

Entablar nuevas relaciones nos hace cuestionar lo que ya sabemos de nosotros mismos o de nuestro propio país, te enfrentas a tus limitaciones y ampliarás, poco a poco, tu zona de confort. 

¿Qué hay que tener en cuenta para emprender con éxito en el extranjero?

Te estás adentrando a un nuevo mundo y por eso, debes asegurarte de ir con el mayor conocimiento posible en todas estas áreas:

Aprende el idioma

Si hablan otro idioma es necesario aprender su lengua para poder relacionarse de manera efectiva. No es recomendable usar intermediarios en tus primeros pasos.

Busca asesoría

No asumas que todo funciona como en tu país, cada país es distinto. El peor error que puedes cometer es intentar hacer todo lo que hacías de manera exacta; busca asesoría en cuanto a las leyes y a los impuestos.

Mercado

Que sus potenciales clientes sean identificables, alcanzables y que la solución sea distribuible. También el tamaño del mercado y a las barreras de entrada. Lo primero es hacer un riguroso análisis previo donde se planteen todos los posibles escenarios con los que podríamos encontrarnos.

Competencia existente

Hacer un estudio pormenorizado de la competencia, analizar la madurez del sector y determinar cuál es el valor diferencial que puedes aportar. 

Equipo

Hay que poner especial cuidado en la captación de talento emprendedor. Busca diferentes tipos de perfiles, en factores como la experiencia previa, impulsor de otros emprendimientos anteriores, formación académica y si proceden de corporates y consultoras.

Time to market

El Time to market se define como el tiempo que transcurre desde que se concibe un producto y su disponibilidad para la venta, es decir de cuánto tiempo tardo en tener mi producto en el mercado.

Aspectos legales y culturales

Tener siempre en cuenta la normativa legal que rige en cada uno de ellos, dentro del área de tu negocio. Además, la regulación en cuanto a la laboralidad y la economía.

Inversión necesaria

Se debe solventar desde el principio, para que no sea la falta de recursos, la que imposibilite la ejecución de un buen proyecto. 

Cuando decides comenzar en solitario y montar tu propio negocio, lo más importante, es conocer las circunstancias que te rodean. Es importante conocer las características sociopolíticas del mercado, desde su PIB hasta la moneda, el tipo de gobierno o la tendencia económica y financiera. 

La nueva era a la que nos estamos enfrentando permite que, sea cual sea nuestro lugar de origen o nuestra capacidad económica, tengamos la oportunidad de dar a conocer lo que hacemos, con una simple conexión WiFi. Se trata de ser cada uno, nuestra propia empresa, nuestra marca personal, y ofrecer nuestro trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí