Los mejores consejos para discutir aumentos o salarios con tus colaboradores

De inmediato en nuestra revista digital te daremos algunas estrategias de alto nivel. Para que tus negociaciones salariales sean transparentes y equilibradas. Igualmente, te permitan contratar y retener el mejor talento humano.

0
479

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Estás buscando personal para un cargo vacante y encontraste al candidato ideal? Pero, el paquete salarial ofrecido no es el que este aspirante esperaba.

También, puedes tener cerca la fecha de revisión anual de compensaciones.  Incluso,  es posible que se te acerque un colaborador para pedirte una revisión salarial no programada. Un gerente debe conocer las herramientas para afrontar con éxito estas situaciones.

Negociando un paquete salarial al contratar empleados nuevos

En ocasiones el tema de la economía se torna difícil en las organizaciones y esto puede incidir en la contratación de personal nuevo. Pues, se reduce la cantidad de candidatos con el perfil apropiado. Ya que, el talento humano de alto rendimiento espera las mejores ofertas laborales, sin embargo puedes considerar las siguientes estrategias.

Determina rangos salariales

Establecer para cada cargo vacante un límite inferior y superior conforme con el presupuesto empresarial. De esta manera, podrás orientarte apropiadamente en las negociaciones salariales. El límite más bajo debe estar acorde con las leyes, los estándares del mercado laboral y a las habilidades del candidato.

Puedes consultar los esquemas salariales en diferentes sitios, como el ministerio de trabajo del país donde se encuentre tu compañía. Recuerda que las personas que buscan empleo, también se informan para discutir su salario.

Transparencia desde el primer momento

Los aspirantes a un empleo saben cuáles son sus habilidades y cuánto vale su trabajo. Como gerente de Talento Humano estás consciente de esto, sin embargo hay que prestar atención a las limitaciones financieras de la empresa.

Por esta razón, debes preguntarle al candidato abiertamente ¿que está esperando en términos de compensaciones? Ya que, se evita que en futuro surjan dudas e indecisiones.

Adaptar el paquete salarial al candidato

No hay que quedarse atrapado en las antiguas reglas de sueldos y salarios. Antes de iniciar las negociaciones salariales, debes comprender que el candidato piensa en ciertos aspectos relevantes que elevan su motivación.

Una estrategia es dejar de discutir por la mejor cifra y ofrecer un paquete, donde el aspirante y la organización se sientan cómodos. Esta propuesta puede incluir elementos negociables como las vacaciones, bonificaciones, seguro médico, flexibilidad horaria, capacitación, teléfono móvil, planes de jubilación, descuentos corporativos, etc.

Por ejemplo, negociar un beneficio como laborar dos días desde casa. Es un acuerdo que no genera costo a la organización y mantendrá satisfecho al futuro colaborador.

Discutir los aumentos salariales luego de la revisión anual

Debido a la competitividad en el mercado, es fundamental para una compañía la retención del talento humano. Por tanto, uno de los factores influyentes para lograr esto son los sueldos y salarios y su discusión con los colaboradores. Puesto que, los mismos inciden en la motivación laboral, la productividad y el éxito organizacional.

Revisión de presupuesto

El análisis de presupuesto es primordial, cuando se acerca la revisión anual de sueldos y salarios. Puesto que, la productividad actual y la cantidad de dinero disponible para la nómina de personal son fundamentales. Tampoco hay que dejar de lado otras compensaciones como bonificaciones y reconocimientos al mérito.

Evaluaciones de desempeño

La gerencia de Talento Humano tiene la función de coordinar las evaluaciones de desempeño. Las cuales son una herramienta para verificar si los empleados cumplen con los objetivos de su cargo.

De esta forma, se consigue información para tomar decisiones y comunicarlas. Como por ejemplo, si el desempeño laboral está por debajo a lo establecido, se promueven acciones correctivas. En cambio, si es excelente y satisfactorio el empleado debe ser reconocido con un aumento.

Comunicar los aumentos salariales

Luego de revisar los resultados de las evaluaciones de desempeño, debes comunicarles a los colaboradores cuánto fue su aumento. Para que se sientan motivados y recompensados.

Es importante no hacer comparaciones del desempeño laboral y el aumento de sueldo entre trabajadores. También, es prudente enfatizar como se deciden los aumentos salariales en la compañía. Tomando en consideración estos elementos:

  • Rangos salariales del mercado laboral.
  • Como se determinó el aumento, de acuerdo con el cargo desempeñado y la comparación del mercado laboral.
  • Evaluación de desempeño.
  • Posibles promociones de puesto o bonificaciones adicionales.

¿Qué hacer cuando un colaborador solicita un aumento?

Es muy diferente una revisión anual de sueldos y salarios a que un empleado solicite una revisión no programada. Cuando un colaborador es leal pero necesita mayores ingresos, no se va de la empresa, se acerca al gerente para conversar sobre un aumento.

Como gerente debes prepararte para las negociaciones salariales. Es posible que exista un ambiente de ansiedad entre las partes, pero calma, como empleador la decisión de aumentar el sueldo a un colaborador debe ir de la mano con un ganar/ganar. A continuación te damos algunas recomendaciones para esta discusión:

¿Cómo está el mercado?

Debes manejar datos confiables sobre cómo se maneja el mercado laboral en general. Igualmente, que porcentaje de aumentos salariales manejan las empresas del mismo ramo, ubicación y tamaño similares.

Escucha a tu colaborador y comunícate de forma asertiva

Conversar sobre aumentos salariales con los empleados requiere de un momento apropiado sin interrupciones. Muchos colaboradores merecen ganar más dinero, porque han puesto su mejor esfuerzo para ser eficientes y productivos. Solo tienes que escuchar lo que quieren argumentarte con interés, consideración y respeto.

Cuando te toque hablar ordena tus ideas sobre lo que puedes prometer, ya que ser complaciente no te hará un mejor gerente. Es necesario ser lo más firme, honesto y franco posible.

Tampoco intimides con preguntas como ¿Por qué quieres un aumento?, pues parece que lo acusas de algo. Es más prudente decir ¿Qué sucede con este salario que te parece incorrecto?

Además, si la cultura organizacional de la compañía te lo permite, conversa sobre el presupuesto de la empresa, cómo va el proceso productivo y comercial para establecer los ajustes de sueldos y salarios.

Seguimiento a la conversación

Cuando no se tienen todas las respuestas o se tornan difíciles las negociaciones salariales. Es conveniente parar, porque no es productiva la discusión y la idea no es crear un ambiente de frustración.

Por esto, hay que retroceder un paso y sugerir un seguimiento de la conversación en otro momento. Así, podrás investigar y prepararte con esas respuestas que no tenías al momento que te las efectuaron.

Para finalizar, como Gerente debes estar preparado para discutir con tus colaboradores los aumentos salariales. Puesto que, se refuerza la cultura de compensación que motiva a los empleados, comprometiéndolos con la organización y aumentando su productividad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí