¿Cuáles son las diferencias entre el clima organizacional y la cultura organizacional?

Todas las empresas deben contemplar dentro de su planificación dos conceptos fundamentales de la comunicación organizacional, los cuales son claves para que la firma cree su propia identidad. En este sentido, es necesario conocer las características de la cultura organizacional y el clima laboral para aplicarlas con efectividad.

0
185

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Cómo distinguir el clima organizacional y la cultura organizacional?

La cultura organizacional se refiere a todas aquellas prácticas que se implementan para que todos los integrantes se sientan familiarizados. De igual forma, será una guía para establecer los criterios de todas las estrategias comunicacionales.

Dentro de los componentes de la cultura organizacional se encuentran: la misión, la visión y los valores que impulsan y le dan razón de ser a la empresa. Estos preceptos orientarán al talento interno o externo sobre las creencias y aspiraciones que sostiene a la organización.

Por su parte, el clima laboral es consecuencia de las decisiones que se ejecutan a partir de la cultura de la corporación. Este ambiente está determinado por aquellos factores que influyen en el ánimo de todo el personal, por lo tanto suele ser cambiante.

La importancia del clima organizacional radica en que mientras los trabajadores sientan más empatía y sentido de pertenencia con los valores, esto inmediatamente aumenta la productividad y la proactividad en todas las áreas de negocio.

3 Consejos para mantener un buen clima organizacional

1. Más que un trabajo, una familia: sin duda uno de los factores que más fomentan el entusiasmo de todo el personal es que se sientan como en casa dentro del lugar de trabajo. Para lograrlo se pueden poner en práctica dinámicas como cumpleaños del mes, almuerzos o paseos al aire libre. Esta iniciativa creará un vínculo de compañerismo, interacción y confianza entre los equipos de trabajo.

2. Equilibrio vida-trabajo: este aspecto es muy importante para que todos los colaboradores tengan la oportunidad de cumplir con sus asignaciones, pero sin tener que descuidar sus relaciones familiares. Una buena opción es aplicar horarios flexibles de salida los viernes, incluso cuando el trabajador tenga que cumplir una jornada extra, se le puede ofrecer un día de permiso remunerado.

3. Voluntariado en causas nobles: cada empresa pertenece a una comunidad o área de interés social, en este sentido incluir al personal en prácticas responsables logrará un impacto significativo en ambas partes.

DHL, un ejemplo del éxito de la cultura organizacional en Ecuador

Hace más de 30 años, la consultora Great Place to Work se encarga de hacer estudios en 45 países para reconocer los mejores lugares para trabajar. Algunos de los indicadores que se toman en cuenta para el ranking son: respeto entre los trabajadores, ambiente corporativo, liderazgo y oportunidades de crecimiento.

Una de las empresas que ha sido galardonada con las primeras posiciones es la empresa de transporte DHL, pues no solo como mejor lugar para trabajar en Ecuador si no en Latinoamérica. Esto demuestra que llevar a cabo una cultura laboral efectiva es fundamental tanto para alcanzar este tipo de distinciones como para alcanzar los objetivos de negocio de la empresa.

Al momento de establecer la cultura empresarial, sin duda alguna lo más importante es considerar aquellas prácticas que generen un ambiente laboral óptimo. Pensar siempre en el bienestar del recurso humano, hará la diferencia con respecto a otras organizaciones del mismo sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí