El “Burnout” laboral. Como manejar y evitarlo en tus empleados

0
212

Tiempo de lectura: 4 minutos

El desgaste profesional o situación de desgana debe ser una de las prioridades a evitar en toda compañía. Como manejar y evitar el “Burnout” en tus empleados, es de vital importancia conocerlo. Ya que los empleados que sufren este síndrome, experimentan agotamiento ven sus trabajos como cada vez más estresantes y frustrantes. Los colaboradores pueden sentirse desmoralizados o simplemente desgastados profesionalmente. Además, es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad que deteriora la salud física y mental de las personas.

El término «Burnout» fue acuñado por primera vez en 1974, por Herbert Freudenberger, en su libro “Burnout: The High Cost of High Achievement”.

Por lo general, el trastorno es consecuencia de un estrés laboral crónico, y se caracteriza por una sensación de ineficacia y de no hacer adecuadamente las tareas. A ello, se suma la pérdida de habilidades para la comunicación.

Aunque cada situación es única, las personas que son más susceptibles de caer en este síndrome, son aquellos con un desempeño excelente, los perfeccionistas y los pesimistas. Este síndrome se caracteriza por actitudes y sentimientos negativos hacia las personas con las que se trabaja y hacia el rol profesional que se desempeña, lo que contribuye a que lentamente, se pierda el compromiso y motivación hacia el trabajo.

Desequilibrio entre vida personal y profesional, estrés, exceso de carga de trabajo, la falta de feedback y reconocimiento y la pérdida de confianza en el líder, pueden conducir al Burnout en tus empleados. Las consecuencias pueden pasar de un elevado absentismo laboral, consumo de medicamentos para conciliar el sueño, sustancias o drogas. 

Además, a este estado, llegan cuando asumen más carga de trabajo de la que pueden soportar en un momento dado o cuando, por tu tipo de negocio, se dan más responsabilidades de más áreas de las que podrían realmente controlar.

Efectos del Burnout en el trabajador

Aunque al principio las manifestaciones y el malestar sólo se extienden a la vida laboral, finalmente también llegan a alcanzar, en casi todas las situaciones, la vida social y familiar del trabajador afectado.

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Síntomas físicos

Dolores musculares y contracturas, problemas gastrointestinales o cardiovasculares, mareos, dolores de cabeza o incluso migrañas. Pueden bajarse las defensas y volverse más propensos a enfermedades, infecciones o alergias. Además, sufrir de alteraciones del sueño.

  • Agotamiento emocional

El agotamiento causa que las personas se sientan incapaces de hacer frente y cansadas. A menudo, les falta energía para hacer su trabajo. También, si se sienten quemados, pueden estar más irritables y de mal humor. Ello puede llevar a conflictos innecesarios, ponerse a la defensiva, con suspicacia, cinismo y sarcasmo. 

  • Rendimiento reducido

El agotamiento afecta principalmente las tareas cotidianas en el trabajo, o en el hogar. Los individuos con agotamiento se sienten negativos sobre las tareas. Tienen dificultad para concentrarse, para recordar y para aprender cosas nuevas y, a menudo, carecen de creatividad. Puede que se sientan ineficaces y con falta de sensación de logro.

  • Síntomas Sociales y de relaciones interpersonales

Presentan actitudes negativas hacia la vida general, disminuye la calidad de vida personal, aumento de los problemas familiares, debido a que las interacciones son hostiles, la comunicación es deficiente y se tiende al aislamiento.

Como líder ¿Qué puedes hacer para evitar el “Burnout” en tus empleados?

Las empresas tienen una fuerte responsabilidad en cuanto a la prevención y afrontamiento de este tipo de enfermedades profesionales, generadas por el estrés en el trabajo. Si detectas entre los miembros de tu equipo signos de Burnout, toma medidas inmediatamente para superarlos. 

Puedes tomar en cuenta los siguientes consejos:

  • Asegúrate de que tus trabajadores están siendo escuchados. 
  • Capacítalos con herramientas apropiadas
  • Un equipamiento deficiente se reflejará en la calidad del trabajo y la productividad del trabajador. La frustración con las herramientas de trabajo puede ser uno de los primeros síntomas. No subestimes la importancia de un buen equipamiento.
  • Flexibiliza los turnos y horarios de trabajo.
  • Diseña estrategias de trabajo en equipo, que permitan la flexibilidad.
  • Sé imparcial.
  • Trato preferente hacia determinados miembros del equipo. Las promociones a dedo o el reconocimiento a capricho, pueden crear una sensación de desigualdad entre los empleados.
  • Entrega reconocimientos.
  • A todos nos gusta sentirnos necesitados, reconocidos. Es un gesto muy simple y sus beneficios son muchos. No dejes de reconocer los éxitos de tu equipo.

¿Qué puedo hacer, como empleado, para no sufrir “Burnout”?

Si comienzas a sufrir de alguno de estos síntomas,  debes tomar conciencia de tu situación y reconocer que no te encuentras en las condiciones necesarias para seguir llevando a cabo adecuadamente las tareas asignadas a tu puesto de trabajo. Existen algunas estrategias que puedes aplicar para superar este síndrome:

  • Definir prioridades y planificar con anticipación, el tiempo y horario que dedicaras a las tareas que desempeñas, estableciendo plazos alcanzables. Entrena tu inteligencia emocional y revisa tu actitud.
  • Enfocarse en una tarea a la vez, porque realizar varias cosas al mismo tiempo, puede disminuir la atención y calidad del trabajo. Intenta mejorar la relación entre compañeros de trabajo si ves que se están deteriorando. Pasamos muchas horas en el trabajo por lo que siempre es beneficioso tener buena relación con algún compañero y sentirse apoyados.
  • El trabajo sedentario conlleva riesgos para la salud. Descansar por pequeños periodos beneficia la concentración a través de la planificación de pausas activas.

No dejes que el Burnout se convierta en un problema en tu empresa, toma estas medidas para prevenirlo y aprende a identificar sus síntomas para resolverlos lo antes posible. Este síndrome no aparece de repente, tampoco se supera de inmediato. Notarás los efectos del cambio de hábito poco a poco, así que no te frustres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí