¡Gana lo que vales! Consejos para solicitar un aumento de salario a tus jefes

0
35
¡Gana lo que vales! Consejos para solicitar un aumento de salario a tus jefes

Tiempo de lectura: 3 minutos

Solicitar un aumento de salario a tus jefes puede ser un verdadero dolor de cabeza, porque no sabes cómo acercarte a tus directivos para hacer la solicitud. Si llevas ya tiempo en la empresa y crees que tu trabajo y compromiso ha sido suficiente, e incluso, has dado más de lo que se te ha pedido, puedes sentir que necesitas un mejor sueldo.

Existen varias situaciones que son propicias para hacerlo y otras en las que no.

Entonces, ¿Cuándo es el mejor momento para pedir una mejora económica? Para saber la respuesta, lee el siguiente artículo.

Claves para solicitar un aumento de salario

Pedir un aumento puede ser una conversación incómoda, aunque muy importante y necesaria, si creemos que nuestro trabajo lo merece. El tiempo dentro de la empresa, el aumento de las responsabilidades y el crecimiento dentro de la organización, pueden ser los factores influyentes para tomar esta decisión, pero primero debes prepararte y planificar lo que se va a hacer y cuantificarlo, por lo que es importante tener en cuenta:

  • Claridad en las razones

Plantear un aumento de tu sueldo debe estar relacionado con el trabajo que realizas, dónde aportas valor y consideras que te mereces una remuneración más alta.

  • Investiga

Consulta informalmente con tus colegas en cargos similares o en otras empresas, gremios, entre otros, los sueldos promedio para la labor que realizas. Así podrás saber si es pertinente la solicitud o si ya tienes un salario generoso.

  • Debes ser directo

Al momento de conversar con tu jefe o superior, debes dejar en claro tus intenciones y ser directo en la solicitud. De esta manera, evitaras que se le de vueltas al asunto en próximas reuniones.

  • Sitio de la negociación

Lo mejor es pedir una reunión presencial con tu jefe para plantearle con argumentos el tema del aumento de salario, es decir, en la oficina para evitar posibles malos entendidos. 

  • Cuida los tiempos

Conocer los tiempos de la empresa, es decir, en qué mes se renegociarán los presupuestos y hablar antes con el superior para que tu petición sea tomada en cuenta.

Además, es importante elegir un momento adecuado para conversar con tu superior y estar seguro de que su humor y su actitud son las adecuadas.

  • No todo es buen desempeño

Demuéstrale a tu jefe que estás preparado para asumir nuevos retos y nuevas responsabilidades.

  • No confundas a tu jefe

Evitar confundir aumento de sueldo con un ascenso. Aumento de sueldo es cobrar más por hacer lo mismo, como nuevas funciones dentro del mismo cargo. En cambio, el ascenso es cobrar un poco más, adquiriendo nuevas responsabilidades a las que se tenían antes y en un nuevo rol.

  • No amenaces al jefe

Nunca debes utilizar la frase de que “en otra empresa me están ofreciendo un sueldo mayor” porque es poco ético.

  • Pide aumentos reales

Un aumento de sueldo se puede suministrar entre 10 o 20% más con respecto al año anterior. Más de ese porcentaje debería implicar un cambio primordial en nuestras funciones.

  • Usa las palabras apropiadas

Como es una situación algo incómoda, es importante la manera en cómo expones la situación. Explica lo que tú aportas, resaltando tus logros en la empresa y las cualidades por las que deben valorarte.

  • Mantén la calma

Con intentarlo no se pierde nada, pero la tranquilidad y la seguridad son factores que pueden jugar a favor, relájate y piensa muy bien lo que dirás antes de hablar.

  • No comparar el salario con otros compañeros 

No es nada recomendable comparar el salario con el de un compañero de trabajo, tampoco mencionar que un colaborador trabaja menos y gana más. Nuevamente, no es ético.

  • Ensaya

Prepara y estudia posibles respuestas a posibles preguntas, ya que pedir más dinero requiere de un buen razonamiento y así le facilitas las cosas a tu jefe. 

Actitudes perjudiciales

  • Presionar con otra oferta.
  • Amenazar con irse.
  • Mostrarte enfadado, renegado, incómodo, no te hace ganar nada positivo, sino todo lo contrario.
  • No poseer motivos objetivos, sino pedir un incremento salarial sin razones coherentes.

Pedir un aumento de sueldo al jefe no siempre resulta una tarea fácil y, muchas veces, las dudas o el miedo al rechazo, pueden provocar que no lo intentemos y estemos perdiendo la oportunidad de tener una mejor posición económica. De igual forma, siempre debes tener en cuenta la cultura de la empresa y sus valores en cuanto a la remuneración económica de sus colaboradores, es un aspecto que todo profesional y todo directivo debe conocer.

Entre los argumentos, además de los ya citados, tu grado de integración en la misma en su política y estructura salarial en comparación con otros profesionales que tienen similar nivel de responsabilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí