Descubre cómo la Inteligencia Emocional puede cambiar tu vida laboral

0
78

Tiempo de lectura: 4 minutos

La Inteligencia emocional es la capacidad que tienen las personas para reconocer, entender y manejar sus propias emociones. Así como, de las personas a su alrededor, además, de motivarnos a nosotros mismos y, de controlar nuestras emociones.

Fue popularizado por Daniel Goleman, psicólogo y redactor científico del New York Times, a partir de la publicación en 1995 de su libro titulado con ese mismo nombre.

Inteligencia emocional: características

Con Inteligencia emocional se facilitan las relaciones interpersonales, así como la obtención de metas, el manejo del estrés y la resolución de problemas en el ámbito laboral y personal. En pocas palabras, tener inteligencia emocional es estar sintonizado con nuestras propias emociones y el impacto que éstas tienen en nosotros y quienes nos rodean. Se compone de varios aspectos interconectados entre sí, que se dividen en dos grandes componentes:

  • Las competencias personales (dirigidas hacia ti mismo)

Se refiere a la comprensión de nuestras propias emociones y a la manera en la que reaccionamos a ellas, cómo tomamos decisiones y regulamos nuestras emociones.

  • Las competencias sociales (nuestra relación con el entorno)

Se refiere a cómo comprendemos las emociones de los demás y cómo actuamos según el estado de ánimo que percibimos en los demás. 

¿Qué es la inteligencia emocional según Goleman?

En 1995, Daniel Goleman, psicólogo y redactor científico del New York Times, publicó su libro «Inteligencia Emocional» que rápidamente se convirtió en un best seller mundial. Tuvo tanto éxito porque rompió numerosos esquemas.

Goleman cuestionó el modelo de inteligencia dominante, importancia que, hasta el momento, se otorgaba a los sentimientos. También, dio claves para mejorar nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás.

Cómo desarrollar la inteligencia emocional

Tus emociones ¿nublan tu juicio? ¿Son una carga para tomar decisiones?

Podría parecer que la «pasión» es algo que se padece, se sufre o se soporta, si las emociones fueran algo tan negativo como se supone, la propia selección natural se habría encargado de eliminarlas.

Las emociones son útiles y necesarias, una ventaja evolutiva, como señala Joseph LeDoux en su libro El cerebro emocional: «No hay mente sin emociones»

En los momentos críticos, el corazón es mucho más importante que la cabeza. Las emociones nos capacitan para un viaje plagado de situaciones difíciles, de pérdidas irreparables, de peligros, conflictos y ambigüedades.

Nos ayuda a perseguir nuestro objetivo cuando todo parece estar en contra, crear una familia y mantenerla a pesar de las dificultades, esta es una de las bases de las cuales parte el concepto de Inteligencia Emocional.

Por eso, las personas que han trabajado en sí mismos, para adquirir conciencia de su inteligencia emocional, pueden lograr:

  • Manejar mejor las experiencias negativas.
  • Tienen mayor capacidad para identificar las emociones y saber con precisión qué están sintiendo exactamente.
  • Identificar las emociones de los demás.
  • Establecer relaciones con base en la comprensión de las emociones de los demás, comprender cómo se siente alguien, ayuda a establecer un canal de comunicación más abierto.
  • Mantener buenas relaciones; basados en la comprensión integral de los otros.
  • Influir en los demás, gracias al entendimiento y respeto por las emociones y puntos de vista del otro.
  • Comunicar sus puntos de vista con claridad.
  • Manejar conflictos, porque la empatía que han desarrollado les permite ser árbitros imparciales y justos.
  • Trabajar en equipo, conociendo quién es cada integrante del grupo, sus fortalezas y debilidades.

Cómo desarrollar la Inteligencia Emocional en nuestro trabajo

La Inteligencia Emocional en el trabajo juega un rol determinante, si se toma en cuenta el complejo concepto de este tipo de inteligencia, fácilmente se puede asociar con el liderazgo dentro de las empresas, donde es indispensable una interacción social eficiente para lograr el máximo desempeño de tu equipo.

Una persona que posea una inteligencia emocional reducida o poco notable, carecerá de la habilidad para gestionar, motivar y dirigir a los miembros de su equipo de trabajo. Los verá como peones en un tablero de ajedrez, que funcionan siempre de la misma manera, pase lo que pase.

Un Líder requiere Inteligencia Emocional en el Trabajo para poder interactuar con el equipo, entendiendo su funcionamiento como ser social, te permitirá como líder una eficiente gestión. También, entenderás como el entorno influye, de manera positiva o negativa, al grupo de trabajo y a su rendimiento.

Saber esto, te permitirá crear estrategias para aprovechar los talentos de los miembros de tu equipo y tratarlos de manera diferente, respetando su individualidad.

Importancia de la inteligencia emocional

Se afirma que las personas que tienen mucho más éxito en sus vidas son aquellas que poseen una inteligencia emocional más alta, no necesariamente aquellas que tienen un alto coeficiente intelectual.

Cuando las emociones no se manejan correctamente, acaban con el esfuerzo laboral de una persona, así como con su vida privada. Quienes han trabajado para desarrollar esta parte de su comprensión del mundo y de sí mismos encuentran:

  • Ayuda a triunfar en todas aquellas áreas de la vida en las que hay que relacionarse con otros.
  • Apoya a elegir el ánimo que más se acomoda a cada situación y a desenvolverse armónicamente, con lo que cada momento requiere.
  • Ayuda a relacionarse con los demás y favorece el mantenimiento de relaciones más satisfactorias.
  • Ayuda a mantener una mejor salud, manejo de estrés, ansiedad y depresión.
  • Refuerza en mantener un estado anímico más estable, sin tantos altibajos.

Entonces ¿qué se necesita para ser emocionalmente inteligente? Actualmente, son muchas las empresas que invierten grandes sumas de dinero en formar a sus empleados en Inteligencia Emocional.

La razón de esta apuesta, radica en que las compañías se han dado cuenta de que una de las claves del éxito comercial y de la venta de sus productos, radica en el grado en que sus trabajadores son capaces de reconocer y controlar sus emociones, así como las de sus clientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí