La importancia del Protocolo Laboral

0
54

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la actualidad, las relaciones laborales han evolucionado. Ya no se trata solo de la típica relación jefe – empleado. Aquella donde el jefe daba órdenes y el empleado las acataba para conservar su puesto de trabajo. Y producto de esta evolución, se hace necesario un código de comportamiento en cuanto a relaciones laborales. Y es allí donde entra el juego la importancia del protocolo laboral.

¿Qué es el protocolo?

El protocolo se define como una serie de normas y procedimientos que se aplican en determinadas situaciones. Y esta concepción es aplicable a todos los aspectos que intervienen en las relaciones humanas. Desde las relaciones personales, sociales hasta las diplomáticas, siendo una de ellas, por supuesto el protocolo laboral.

Protocolo Laboral ¿para qué sirve?

Tomando en cuenta el concepto de protocolo, se entiende que el protocolo laboral es una serie de normas y procedimientos a seguir en cuanto al entorno laboral. Su importancia radica en que el mismo sirve como guía a seguir en caso de determinadas situaciones que acontecen en el día a día del ámbito laboral. Como todas las relaciones humanas, las relaciones interpersonales entre empleados, compañeros y superiores pueden estar sujetas a tensiones y este código nos puede indicar como actuar frente a estas situaciones.

Todas estas pautas tienen como base la cordialidad, el respeto y la educación, sin olvidar el profesionalismo. Y son los que deben regir todas las situaciones, independientemente de sentimientos entre las personas involucradas. 

Es interesante destacar, que un protocolo laboral o empresarial forma parte importante de la cultura organizacional y valores de una empresa, puesto que el mismo nos indica como vestirnos, como atender una llamada telefónica hasta la manera adecuada de atender a visitas y reuniones de negocios con posibles clientes.  

Algunas normas de Protocolo en el Trabajo: 

  1. Fijar las bases de trato entre compañeros, superiores, subalternos y clientes. Independientemente de si la empresa promueve un trato formal o uno mas relajado entre su nómina, debe ser prioridad el respeto y la educación por encima de todo. 
  2. Fijar la indumentaria mínima adecuada a observar en el trabajo. Si bien, no se requiere el mismo tipo de vestuario para un hospital, una empresa de tecnología o un bufete de abogados, es importante determinar que tipo de vestuario no es aceptable. Más aún, es importante determinar cuál es el vestuario deseable que se adecúe a la imagen que la empresa quiere presentar. 
  3. Indicar las pautas a seguir en celebración de reuniones de equipo, o en reuniones de junta directiva. Estas 2 situaciones son distintas y estas pautas deberían ser diferentes. 
  4. Mantener una actitud amigable pero profesional. Evitar los excesos de confianza, ya que estos propician impresiones equivocadas. 
  5. En cuanto a la presentación personal, es importante indicar las normas básicas de aseo personal, uso de maquillaje y perfumes. Puede sonar absurdo la necesidad de indicar esto, pero no debemos asumir que todos saben a que se refiere. 
  6. Es recomendable, que la empresa haga una inducción tanto a su personal ya contratado, como al nuevo personal, respecto a la política protocolar que observa. 

Observando estas recomendaciones tendrás buenas relaciones interpersonales con tus compañeros, subalternos, superiores y clientes.

Protocolos de Comunicación en las empresas

El entorno empresarial, consciente de la importancia que ha adquirido el protocolo, ha incorporado en su talento humano, especialistas en protocolo. Estas personas, junto al departamento de marketing y recursos humanos, se encargan de diseñar la imagen corporativa de la empresa, en cuanto a comunicaciones escritas, tanto internas como externas, al igual que las comunicaciones orales.  

Protocolo Empresarial para Resolución de Conflictos.

Otra de las ventajas de aplicar una serie de normas a observar en el diario devenir de una empresa, es que cuando se presenta un conflicto laboral, estas mismas normas pueden indicarnos cuales pasos seguir a fin lograr la resolución de los conflictos

Los pasos que se recomienda a seguir en caso de conflictos son: análisis de las causas del conflicto, determinar que tipo de conflicto enfrentamos y aplicar las técnicas para cada tipo de conflicto. Estas técnicas comprenden: arbitraje, facilitación, indagación y mediación. 

En definitiva, el protocolo es un aspecto de vital importancia, desde el momento en que influye de manera muy positiva en las relaciones interpersonales, y suma un gran plus en el entorno laboral. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí