Todo lo que necesitas saber sobre el Smart Working

0
302

Tiempo de lectura: 4 minutos

Definir qué es el “Smart working”, es hablar sobre la evolución del trabajo como actividad productiva. Tradicionalmente, el trabajo era entendido como una actividad vinculada a un lugar y de acuerdo a un horario. Esto era de carácter obligatorio, y mientras más tiempo estabas en tu “puesto de trabajo” se te consideraba más valioso. En medio de la evolución constante que vivimos gracias a la tecnología, ya no se entiende al trabajo de la misma manera. 

Gracias al desarrollo en las tecnologías de la comunicación, se puede realizar casi cualquier tipo de trabajo desde cualquier parte del mundo. Justamente en esto consiste el “smart working”, trabajar para alcanzar los objetivos y cumplir con las tareas determinadas, independientemente del tiempo que eso conlleve. O entras palabras, si cumples con tus funciones en dos horas de labor productiva, puedes disponer del resto de tu tiempo. 

La tendencia indica que la mayoría de las empresas adoptarán el “Smart work” en el futuro. Se busca la optimización de los procesos a través del cumplimiento de las tareas, antes que el cumplimiento de horario. Esto genera beneficios en cuanto al clima organizacional, al sentirse los empleados como colaboradores y no sentir sus labores como “obligación”.

Es bien sabido que un trabajador feliz, será más productivo. Y un buen clima organizacional genera fidelización del talento humano de la empresa. 

Hablar del Smart working se asemeja al teletrabajo, que es la modalidad de trabajo “work from home” o “teleworking”. Modalidad que ha venido creciendo de manera acelerada en los últimos años. Sin embargo, aunque parecidas, no son iguales. El “Smart working” esta más relacionado con el trabajo que llevan a cabo los “Knowmads” y es parte de la evolución hacía la que nos llevan las tecnologías de la comunicación. Estas nos abren un abanico de posibilidades para desarrollar casi cualquier tipo de trabajo desde cualquier parte que te encuentres (no solo desde casa). 

Como aplicar el Smart Working en tu empresa

Para desarrollar un modelo de “Smart working” en tu organización es importante tomar en cuenta algunos aspectos que debemos cumplir, a saber:

  • La empresa debe tener muy bien definidos sus objetivos.
  • Las instalaciones de la organización deben estar completamente adaptadas a las nuevas tecnologías de la comunicación. Y de esta manera tender hacia la virtualización.
  • El departamento de recursos humanos debe tener un perfil muy claro de cuales son las habilidades que requieren en su personal. 
  • El equipo de trabajo debe estar muy compenetrado a fin de no requerir una constante supervisión, lo que conlleva una “atadura” a un puesto de trabajo fijo. 

Ventajas del Modelo de “Smart Working”

Como todo modelo experimental de trabajo, su implementación tiene ventajas y desventajas.

Entre las ventajas, se observa la creación de un sano y sólido clima organizacional. La nómina de la empresa se siente a gusto y de alguna manera, esto contribuye a la fidelización del capital humano.

La fidelización de la nómina nos aporta un aumento en la productividad de la empresa. El compromiso laboral de los empleados aumenta los beneficios. Y la relación laboral se transforma de esta manera en un ganar – ganar. La empresa tiene un recurso humano valioso, y el empleado se compromete con la empresa porque se siente valioso y que su bienestar es importante para la organización.

Un poco más a fondo, la flexibilidad en el horario y la posibilidad de movilizarse, brinda libertad de acción al empleado, así como la posibilidad de conciliar de una manera armoniosa la vida familiar y laboral. Todo esto incide directamente en la productividad.

Otra ventaja a resaltar es la reducción de costos. 

En el Smart Working, el empleado ya no es un ente dependiente sino un activo independiente que funge como colaborador. Esto, a la larga, incide en la reducción de costos operativos y administrativos.  

 

Desventajas del Modelo de “Smart Working”

Es importante resaltar que el concepto de “Smart Working” es aplicable solo en entornos donde el capital humano sea profesional y esté dispuesto a comprometerse con la empresa.

Una de las grandes desventajas que se observa en este modelo, es la posibilidad que el empleado no cumpla con sus objetivos al no sentirse “presionado” a cumplirlas. 

Otro punto en contra, quizás el más relevante es la falta de un marco legal o regulatorio respecto a esta modalidad. Sobre todo, en Latinoamerica, este aspecto es muy relevante como punto en contra.

Sin embargo, estas desventajas no necesariamente deben permanecer inmutables. En medio de la evolución constante, es seguro esperar una evolución generalizada de la mente de los empleados, con respecto al cumplimiento de sus objetivos sin una supervisión constante. 

En cuanto al marco legal, también se puede esperar su creación a fin de adaptarse a esta modalidad que se estima en un futuro sea la más aplicada. 

Y estas “predicciones” no son simples divagaciones. Recientes estudios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestran que en Europa es ya un hecho la implementación de este modelo de trabajo. Por ejemplo: España, aproximadamente en un 27%, Alemania y Francia, en un 30% aproximadamente, y Reino Unido, aproximadamente en un 95% de las empresas siguen esta modalidad. 

Es tan marcada la tendencia hacía el “Smart working” y al teletrabajo que la Fundación MásFamilia, creo un mecanismo de regulación. Este mecanismo se basa en la figura de un Certificado de Empresas Familiarmente Responsables (EFR), su fundamento es la conciliación laboral como un valor transversal, que influye en la competitividad y la reputación de la empresa y su relación laboral con sus colaboradores. 

Algunos casos de éxito en Ecuador.

Ecuador, representa un modelo a seguir en Latinoamérica al contemplar en su legislación laboral el concepto de teletrabajo. Esta inclusión se refleja favorablemente en estadísticas de bienestar social y personal.

Tanto el sector público como el privado, se suman a esta tendencia con diferentes iniciativas que inciden de manera positiva tanto en la productividad de la empresa como en la satisfacción de los empleados. 

Podemos destacar en el sector privado, empresas tales como: Grupo Lila, Corporación GPF, Salud, S.A., Banco Pichincha y Seguros Equinoccial, mientras que en el sector público fue el Ministerio del Trabajo de Ecuador el que manejo un plan piloto con 30 teletrabajadores a fin de determinar la viabilidad de esta modalidad de trabajo. 

Es así que se puede determinar que la evolución de la actividad productiva conocida como trabajo, está en marcha y avanzando con mucha fuerza. Cada día es más notorio que el Smart working será la nueva manera de laborar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí